Calvet en obras

Para construir hay que destruir, los años han pasado factura a esta finca regia y antes de nada hay que curar las heridas, es decir las humedades, las instalaciones obsoletas, el mal aislamiento y los materiales desgastados.